lunes, 17 de febrero de 2014

NUESTRAS ACCIONES TIENEN SU FRUTO

  Nuestras acciones tienen su fruto


Todo vuelve igual que un Bumerán, su viaje es de ida y vuelta. Lo que hacemos a otros nos lo hacemos a nosotros mismos. Deepak Chopra dice “todo lo que te pasa en el presente es lo que has creado en el pasado, y todo lo que creas en el presente es todo lo que te pasará en el futuro”. “ No hay causa aislada que produzca un efecto; están interrelacionados”, además Jiddu Krishnamurti decía causa y efecto no son cosas diferentes. La psicóloga Mercé Conangla sostiene que la vida propaga como un eco lo que surge de cada uno de nosotros. Lo que sembramos acaba retornando a nosotros.
Según el Dalai Lama: “ Esperar algo a cambio es como hacer un negocio”. Creer en el efecto bumerán, en el “todo vuelve”, sólo tiene sentido si damos sin esperar nada a cambio. Perseverar en hacer el bien y ser afectuosos con los demás nos permitirá vivir en paz y armonía escribe Gaspar Hernández.
Por supuesto lo que damos no nos retorna de inmediato necesariamente ni desde el mismo lugar, hay muchas cosas que tenemos que comprender… Quizá el error como señala el autor consiste en centrar el efecto bumerán en el yo. Olvidamos que somos seres interdependientes, formamos parte del todo. Tenemos que mirar a nuestro interior. “ Lo que uno hace, quiera o no quiera, toca el mundo”, afirma Javier Sádaba Se trata de darse cuenta de que podemos hacer mucho mal con las palabras y los hechos, también tendríamos que preguntarnos por nuestras responsabilidades…
“ Nadie puede hacer el bien en un espacio de su vida mientras hace daño en otro. La vida es un todo invisible” Mahatma Gandhi. “ Podemos herir las emociones de la gente fácilmente en un momento en que estemos ahogados, o ignorantes, o con esa tontería propia del que es un inconsciente o irresponsable. Y eso afecta a los que están cerca de nosotros, y puede afectar a todo el mundo. Habría que estar mucho más atentos a aquello que hacemos. Que los actos tienen consecuencias, y que podemos herir con una enorme facilidad. Y lo que hay que hacer por encima de todo es vivir bien con uno mismo y con los demás, y herir y lesionar lo menos posible. GASPAR HERNÁNDEZ. (Mente Sana)

1 comentario:

Entrenando Aikido dijo...

Hola Emi,
Muy buena y verdadera reflexión, gracias por compartirla, que tengas un lindo día,
un abrazo